Domina Lightroom

Domina Lightroom es un curso online que te muestra, paso a paso, cómo aprender a manejar y sacarle jugo a Lightroom, por medio de una colección de vídeos en alta resolución.

iniciar sesión

5.1. Ajustes y preferencias de exportación

Una de las muchas virtudes de Lightroom es su capacidad para exportar fotografías a otros formatos y de conectar con otros programas para fotos de forma directa. En este video te explicamos los detalles de la configuración de preferencias de exportación en Lightroom para que tengas un control total sobre tus volcados de fotos.

Transcripción del vídeo

En este vídeo, te voy a hablar de la Exportación de Fotografías. Hasta ahora, hemos estado trabajando con Lightroom y  hemos visto que es una potente herramienta para clasificar, realizar ajustes y preparar presentaciones de nuestras fotografías. Pero es posible que necesites dos cosas

Una, exportar tus fotografías a otro formato otro dispositivo, simplemente para poder enviarlas por correo o utilizarlas con otros dispositivos para su presentación, como puede ser el propio ordenado o como puede ser la preparación de un Dvd. También puede que lo que quiera sea volcarlas a otra herramienta para seguir trabajando con ellas.

En este y en los sucesivos vídeos vamos hablar de la exportación, y de qué forma podemos preparar nuestras fotos con Lightroom para dejarlas en el mejor formato posible, bien presentados posteriormente, o bien para trabajar con ellas con otras herramientas.

Las opciones de exportación se encuentran en el menú Archivo, Exportar. Podemos acceder a él con Ctrl + Shift + E o con Command + Shift + E si estamos trabajando con Mac.

Al acceder a esta opción, podemos configurar los distintos parámetros con los que Lightroom nos permite generar la exportación de los ficheros. Existen una serie de ajustes preestablecidos de Lightroom en función de las necesidades que tengamos y podemos crear nuestros propios ajustes preestablecidos en función de las necesidades que Lightroom no ha contemplado y que pueden surgirnos.

Aunque la configuración de la exportación puede parecer inicialmente halgo compleja por el número de opciones con las que contamos, cuando la repasemos, veremos que no es tan difícil como pueden parecer en un principio.

Para poder verlas todas, voy a plegar de nuevo las listas para que veamos en todo momento cuáles son las opciones que tenemos.

Lo primero que le diremos Lightroom, es donde queremos volcar nuestras fotos. Podemos volcar las fotos a una carpeta concreta o dejar las fotos en la misma carpeta en la que se encuentra la fotografía o fotografías originales que vamos exportar. En caso de que se trate de la carpeta concreta, podemos indicarle exactamente donde queremos que se encuentre esta carpeta. Podemos indicar a Lightroom que creé una subcarpeta dentro de la carpeta de destino que hayamos indicado, en este caso, Lightroom generaría una carpeta llamada: Para enviar por correo electrónico dentro de la carpeta Users/Administrator/Pictures.

Además, le podemos indicar que nos añada directamente las fotografías que creemos al catálogo con el que estamos trabajando. En caso de que ya existieran archivos con este mismo nombre, podemos indicar si queremos que nos pregunte, si queremos que lo sobrescriba, si queremos elegir un nombre nuevo o si queremos omitir la operación.

En cuanto a los nombres de archivo, podemos utilizar distintos nombres de archivo a partir de una plantilla. Esto significa, que Lightroom configurará el nombre del archivo de forma automática a partir de una serie de parámetros de la propia imagen. Podemos indicar una de las opciones por defecto, o podemos editar nuestra propia opción para crear algo a medida.

En Ajustes de archivo, podemos indicar cuál es el formato que queremos utilizar y cuál es su calidad, dependiendo de lo que queramos hacer posteriormente con nuestras fotografías, va ser determinante cuales el formato y la calidad que utilicemos para ello. Si por ejemplo queremos enviar nuestras fotos por correo, seguramente nos interese un formato comprimido con una calidad media, de forma que las fotos ocupen poco. En cambio, si lo que queremos es editar nuestras fotos con otro programa posteriormente, lo que nos va a interesar es mantener la mayor calidad posible para que podamos realizar estos ajustes con garantías.

También podemos indicar aquí al Espacio de color. Por defecto, podemos seleccionar cualquiera de los tres espacios de color más conocidos, aunque podemos indicar nuevos espacios de color. En este sentido, la recomendación es utilizar el espacio de color más amplio que podamos siempre que podamos garantizar que se va a ver correctamente en el equipo en el que vamos a trabajar posteriormente.

Otra de las cosas que podemos hacer automáticamente, es cambiar el tamaño de la imagen. En función del uso que queremos dar a la fotografía, nos puede interesar redimensionar esta imagen, cambiar su tamaño para que se ajuste a unas condiciones determinadas.

Si por ejemplo, vamos a mandar la fotografía por correo, o la vamos a ver en la pantalla del ordenador, lo normal es reducir la imagen para que no ocupe tanto espacio, ya que las cámaras actuales, trabajan con una resolución mucho mayor a la que soportan nuestros monitores. Así que si la reducimos, garantizaremos que se pueden ver en pantalla completa sin necesidad de que el programa de visualización de las fotos tenga que redimensionar de nuevo las fotos y estaremos ahorrando espacio.

El enfoque de salida, está muy relacionado con el cambio de tamaño de la imagen y sobre todo con el dispositivo o medio que vayamos a utilizar para presentar las fotografías. Es muy diferente ver una fotografía en la pantalla del equipo que imprimirla en papel o incluso, dependiendo del tipo de papel que vayamos a utilizar, se puede seleccionar un tipo de enfoque u otro. Si queremos realizar algún tipo de enfoque, simplemente tenemos que marcar la opción de enfoque e indicar qué tipo de salida vamos a utilizar. Si vamos a hacer una salida por pantalla o si lo que vamos hacer con estas fotos es una impresión posterior en papel mate o en papel brillo.

En el apartado metadatos vamos a poder indicar si queremos añadir algún tipo de marca de agua o si queremos utilizar de alguna manera los metadatos incrustados. Los metadatos, es toda la información relacionada a como se tomó la fotografía y es información que acompaña el fichero independientemente de que no la veamos físicamente.

El postprocesamiento será la acción o acciones que realizará la aplicación justo después de realizar la exportación. Lo normal puede ser no hacer nada después de la exportación, simplemente dejar los ficheros en una carpeta concreta en nuestro equipo pero puede que queramos realizar algo concreto con ellas, como por ejemplo, abrir el explorador de archivos para ver dónde están ubicadas las fotografías o hacer algún otro tipo de acción como abrir una herramienta de edición concreta. Es en este punto en el que lo podemos hacer.

Una vez hayamos configurado todos nuestros parámetros, simplemente tendríamos que dar al botón de exportar y exportar nuestras fotografías. Como podéis imaginar, estas alturas, debido a la cantidad de parámetros que tenemos que configurar, va a tener mucho sentido que vayamos guardando nuestras configuraciones concretas como ajustes preestablecidos para poder utilizarlos en el futuro y la tener que repasar toda la configuración cada vez que vayamos exportar nuestras fotografías.