Domina Lightroom

Domina Lightroom es un curso online que te muestra, paso a paso, cómo aprender a manejar y sacarle jugo a Lightroom, por medio de una colección de vídeos en alta resolución.

iniciar sesión

4.3.4. Corrección de imperfecciones con la herramienta parche

La herramienta parche de Lightroom permite corregir ciertas imperfecciones en nuestras fotos. En el siguiente video describimos su uso con un ejemplo práctico en el que corregimos algunas imperfecciones de la piel en un retrato.

Transcripción del vídeo

En este video vamos a trabajar con una herramienta muy interesante del módulo Revelado, llamada Corrección de Manchas. Gracias a esta herramienta vamos a poder corregir pequeñas imperfecciones en nuestras fotos

Se utiliza mucho en retratos, aunque como podéis suponer no es el único uso que se le puede dar. En retratos se utiliza fundamentalmente para eliminar pecas, lunares, algún tipo de arañazo y en general, imperfecciones de la piel. Para practicar con esta herramienta he seleccionado la foto que tenéis delante. Lo que voy a hacer, va a ser ir al módulo revelado, recordad, pulsando la tecla D y a partir de ahí voy a ganar espacio de trabajo ocultando los paneles que no necesito. En este caso voy a ocultar el panel de la izquierda, tecla F7, voy a ocultar también el panel inferior, tecla F6 y ya tengo mucho más espacio para trabajar.

Es interesante que con este tipo de herramientas, utilicemos el zoom para poder tener un mayor detalle de lo que estoy haciendo. Es Windows podemos hacer zoom con la tecla Control y el punto. Vamos a hacer un poco más de zoom. Si quisiéramos hacer menos zoom lo que podemos hacer es dejar la tecla pulsada de Control y dar a la tecla .

La herramienta de eliminación de manchas se encuentra justo debajo del histograma. Es este círculo que tenemos aquí. También podemos acceder a ella a través de la tecla N. La herramienta eliminación de manchas maneja dos pinceles diferentes. Uno es el pincel de clonar y el otro es el pincel de corregir. Aunque la operativa es siempre la misma, hay unas diferencias sutiles entre la clonación y la corrección.

La clonación reproduce exactamente la misma información en el punto que le digamos, mientras que la corrección realiza cambios en el algoritmo para que se note menos lo que estamos haciendo. Además tenemos dos parámetros. Uno es el tamaño, el dónde vamos a indicar el tamaño de nuestro pincel y otro de es la opacidad con el que también podemos jugar para que se note más o menos la operación que estamos haciendo.

Para que podáis ver las diferencias entre ellos vamos a realizar una pequeña prueba. Con el pincel seleccionado me sitúo en el punto donde quiero hacer el trabajo. Lo que voy a hacer va ser aumentar el tamaño. Puedo hacerlo utilizando la barra desplazadora o simplemente con la rueda del ratón si tenéis un ratón con rueda. Vamos hacer el trabajo sobre este ojo. Lo que hago, es identificar el punto de destino, por ejemplo, lo vamos a poner aquí, pulso con el ratón y manteniendo el ratón pulsado, muevo el ratón hasta encontrar el punto que quiero reproducir.

En este caso, como es el ojo, me sitúo encima del ojo y suelto el ratón. Está ahora mismo seleccionada la opción corregir. Vamos a seleccionar la opción clonar para que veáis la diferencia. En clonar, las imágenes son exactamente iguales, recordad además que tenemos la opacidad al 100%.

No hay ningún cambio a nivel de tono o a nivel de exposición. Si selecciona corregir, veréis que se oscurece un poco. Y es que el sistema intenta mantener los mismos tonos de la foto. Las diferencias, aunque sutiles, son importantes cuando luego trabajemos con casos reales. Vamos a deshacer este cambio y vamos a trabajar sobre el caso real.

Lo primero que voy a hacer es corregir el arañazo que hay en la nariz. Para ello, salgo de la herramienta de corrección pulsando la tecla N y hago doble clic sobre él punto para hacer algo de zoom. De nuevo lo vuelvo a la herramienta de corrección y lo primero que voy hacer, como decía antes, es ajustar el tamaño del pincel. Este puede ser un buen tamaño. Ahora pinchó con el ratón, buscó el punto de destino y suelto.

Como veis, a este nivel de zoom ni siquiera es apreciable, pero siempre puedo jugar también con la opacidad. Del mismo modo podrían trabajar con imperfecciones por ejemplo, aquí veo otra. Y ahora vamos a trabajar con la mancha que aparecía en la frente, una mancha en la piel. De nuevos salgo de la herramienta de corrección, juego con el zoom y vuelvo a entrar en la herramienta de corrección.

En este caso, como la mancha es un poco más grande voy a aumentar el tamaño de mi pincel, pincho en la marcha, arrastró y suelto. Veis que no ha quedado ni rastro de la mancha y además no se nota ningún tipo de cambio en la piel. Vamos a volver al zoom original.

Como veis, con estos dos pequeños cambios he corregido esas dos imperfecciones de la piel sin que se note. Pudiera ser que no hubiese quedado muy satisfecho con mi trabajo y quisiera hacer algún tipo de ajuste sobre las correcciones que acabo de realizar. Pulsando la tecla H se muestra en la pantalla aquellos puntos sobre los que he trabajado indicando cual es el punto de origen y cuál es el punto de destino. Me puedo situar en cualquiera de ellas para reeditarla de nuevo y de este modo editar sus parámetros de forma individual. Pulsando la tecla H ocultaremos las marcas de los puntos y podremos trabajar incluso sin tener los puntos marcados.

¿Veis que sencillo? Como digo, es una herramienta muy muy potente si no abusamos de ella para corregir ciertas imperfecciones y mejorar nuestras fotos. Y como decíamos al principio, no sólo es adecuada para retratos sino que podemos realizar distintos arreglos en nuestras fotos, sean del tipo que sean.