Domina Lightroom

Domina Lightroom es un curso online que te muestra, paso a paso, cómo aprender a manejar y sacarle jugo a Lightroom, por medio de una colección de vídeos en alta resolución.

iniciar sesión

4.2.7. Practicando con las copias virtuales

¿Recuerdas el conceto de las copias virtuales que revisamos en el punto 4.1.6 de este curso? Ha llegado el momento de poner en práctica los conceptos. En este video trabajamos un caso práctico con las copias virtuales de Lightroom.

Transcripción del vídeo

Vamos a poner en práctica el trabajo con las Copias Virtuales.

Lo primero que voy hacer es ganar espacio para poder trabajar mejor. Con la tecla F7 oculto el panel de la izquierda y voy a ir trabajando sobre esta foto del oso. Podemos crear la copia virtual de dos maneras diferentes. Una es utilizar el botón derecho del ratón sobre la foto y seleccionar la opción crear copia virtual. Y también disponemos de un atajo de teclado que consiste en pulsar las teclas Ctrl + ’, o si estamos trabajando en Mac Command + ’. En algunas versiones de Lightroom 3 y 4, el atajo es Ctrl + V o Command + V en Mac

En apariencia, disponemos de dos fotos exactamente iguales, con la gran ventaja de que no estamos ocupando todo el espacio que hubiera supuesto duplicarla imagen. Ahora contamos con dos imágenes aparentemente iguales con lo cual podemos empezar a trabajar sobre una de ellas.

Vamos a pasar la copia virtual que acabamos de crear a blanco y negro. Para ello vamos hacer una conversión a blanco y negro muy sencilla, basada en la saturación. Bajamos la saturación a tope y sobre el resultado obtenido vamos empezar a trabajar solamente con los controles que hemos aprendido en el panel de básicos.

Podemos trabajar un poco con la exposición, la exposición parece que está correcta. Recuperamos algo las zonas que pudieran estar quemadas, vamos a darle un poco de luz de relleno para compensar con los negros mejorando el contraste, subimos un poco más el contraste porque me gustan mucho las fotos contrastadas en blanco y negro. Y la saturación, como decía, la hemos dejado baja. Perfecto, ya tenemos nuestra copia virtual en blanco y negro y nuestra foto original en color.

Además, puedo utilizar los resultados obtenidos sobre otras nuevas copias virtuales que creé. Por ejemplo, vamos a utilizar esta foto del oso panda, vamos a crear sobre ella otra copia virtual, recordad, Ctrl + ’, Command + ’, si estés trabajando en Mac, y lo que vamos hacer va ser pasará blanco y negro con los mismos ajustes que ya utilizamos para el oso pardo.

Para poder copiar y pegar los ajustes de una foto a otra, tenemos dos atajos de teclado, que son Ctrl + Shift + C, para copiar Command + Shift + C, si trabajamos en un Mac, y Ctrl + Shift + V, o Command + Shift + V, para pegar. Vamos a copiar los ajustes que hemos creado para la foto del oso, para ello, seleccionamos la foto del oso, y utilizamos la combinación de teclas.

En este punto, podemos indicar cuáles de los ajustes que hemos realizado queremos copiar para poder aplicar a otra foto. Por defecto vamos a dejar todos los que están seleccionados, pulsamos el botón copiar, nos vamos sobre nuestra nueva copia recién creada y pegamos los ajustes. Veis de qué manera más sencilla acabo de aplicar los mismos ajustes de blanco y negro a cada una de las dos fotos.

Sobre el propio resultado podría seguir realizando ajustes. Supongamos que sobre esta foto, por ejemplo no me gusta que tenga tanto contraste o quiero bajar los negros para dar un poco más de detalle, simplemente puedo realizar los ajustes que considere oportunos dentro de la nueva foto y habré podido aprovechar mucho del trabajo al haber copiado los ajustes de la foto anterior. Por el tipo de tratamiento que estoy dando las fotos, transmites sensaciones muy diferentes si por ejemplo, estoy trabajando con la foto en blanco y negro, o si estoy trabajando con la foto en color.

Por tanto, tiene mucho sentido que tenga varias versiones de la foto sabiendo, que por un lado no me está ocupando espacio y que por otro, tengo la seguridad de mantener los datos originales, ya que ninguno de los ajustes que esté realizando no son destructivos. Si no estoy satisfecho con el resultado, o simplemente considero que no necesito esa copia virtual la puedo eliminar tranquilamente sabiendo que lo que estoy eliminando es una copia virtual y por tanto no pierdo mi fotografía original.