Domina Lightroom

Domina Lightroom es un curso online que te muestra, paso a paso, cómo aprender a manejar y sacarle jugo a Lightroom, por medio de una colección de vídeos en alta resolución.

iniciar sesión

4.2.1. El balance de blancos. Entendiendo los controles de temperatura y matiz

Lightroom permite realizar el ajuste del bajance de blanco en nuestras fotos con dos controles: temperatura y matiz. Descubre cómo realizar un correcto ajuste del balance de blancos a través deLightroom gracias a estos controles de forma que tus fotos tengan siempre el aspecto adecuado.

Transcripción del vídeo

En este vídeo, vamos a continuar con el repaso de ajustes básicos del módulo Revelar. Y ha llegado el momento de cubrir, el Balance de blancos.

A pesar de que podamos utilizar el modo automático en el ajuste del Balance de blancos en nuestra cámara, hay situaciones en las que las condiciones del entorno hacen que no se realice una buena medición del Balance de blancos y las fotos tengan unos tonos, bien demasiado cálidos, bien demasiado fríos. Lightroom cuenta con una herramienta para el ajuste del Balance de blancos que funciona bastante bien. Vamos a cambiar al módulo de revela pulsando la tecla D y accederemos al panel de básicos para empezar a trabajar sobre nuestra foto en el Balance de blancos. Lo primero que voy hacer es ocultar el panel de la izquierda pulsando la tecla F7 para ganar espacio de trabajo.

Como podéis ver, esta foto tiene un problema con su Balance de blancos. Probablemente por las condiciones en las que se ha tomado, probablemente por el entorno verde que aparece detrás de la foto, que se debía a un jardín, la cámara realiza un ajuste que no es el más adecuado. Para poder medir correctamente la temperatura de color, Lightroom cuenta con una herramienta que es el Cuentagotas. Podemos activar este cuentagotas directamente pulsando con el ratón sobre él o bien mediante la tecla W. Al pulsar la tecla W, el cuentagotas aparecerá en el puntero del ratón y podremos seleccionar de la imagen un punto que contenga un gris neutro. Idealmente, necesitaríamos haber realizado una fotografía a una carta de grises en las mismas condiciones de iluminación. Lamentablemente en este caso no teníamos esa carta de grises con lo cual vamos a tener que tomar una referencia de un punto aleatorio, o bien realizarlo a mano.

Aunque no sea una de las mejoras referencias, lo más parecido que tenga un gris neutro o a un blanco neutro puede ser el ojo. Desde luego no va ser la mejor opción a la hora de medir la temperatura, pero sí que me va a permitir aproximarme a una medición un poco más correcta. Para que veáis cómo funciona, simplemente pulsando con el ratón, hemos cambiado la temperatura de color notablemente.

Como bien os decía, la referencia que he tomado no era la más válida y esto ha hecho que haya pasado de una temperatura excesivamente fría a una temperatura excesivamente cálida. En este caso y puesto de la tengo otras referencias, me voy a ver obligado a realizar un ajuste manual de la temperatura de color. En lugar de utilizar la varita mágica, lo que voy a utilizar es la barra de desplazamiento de la temperatura hasta ponerla en un punto en el que considere que es el más adecuado. Podría ser por ejemplo este punto que parece que tiene un tono cálido pero no empieza a ser tan cálido como el que había obtenido a través de la medición con el cuentagotas.

Puede que se os presente la situación en la que tengáis varias fotografías tomadas en un mismo escenario y que tenga es que realizar este tipo de ajustes sobre todas ellas. Por suerte, otra de las funcionalidades con las que cuenta Lightroom es la posibilidad de exportar determinados ajustes a otras fotografías. Para ello, lo que tengo que hacer simplemente es seleccionar las fotos sobre las que quiero realizar la aplicación y pulsaré este botón de Sincronizar. En la pantalla de ajustes de sincronización podría indicar cuáles son los ajustes que quiero trasladar al resto de las fotografías. En este caso, sólo quiero trasladar el ajuste del equilibrio de blancos por lo tanto, voy a desmarcar el resto de acciones y voy a marcar únicamente el equilibrio de blancos. Pulso sincronizar y automáticamente, como puedes ver las tres fotos tienen el mismo ajuste de blancos. Si es que en alguna de ellas o de realizar un ajuste mejor no hay ningún problema, podemos realizar de nuevo el ajuste de blancos y sincronizar las demás.

Cómo habéis podido comprobar, se trata de una herramienta muy potente.